¡Hola a todos!

Por fin estrenamos blog, con muchas ganas e ilusión.

Poco a poco iremos compartiendo con vosotros nuestros trabajos de fotografía de recién nacido, fotografía de bebé, fotografía familiar en Toledo.

Hoy os queremos enseñar la sesión de recién nacido de Alejandro, un bomboncito que nos lo puso un poquito difícil, ya que el pobre ha empezado muy prontito a tener cólicos, pero a pesar de todo pudimos hacerle una sesión newborn preciosa.

Cuando nos ponemos en contacto con vosotros unos días antes de la sesión para explicaros los detalles, siempre os decimos: “Sobretodo tenéis que estar muy tranquilos, tener mucha paciencia y confiar en nosotros”

Os lo decimos porque funciona! Los bebés lo notan todo y muchas veces los papis estáis nerviosos (que aunque vosotros no lo notéis, ¡nosotros sí!) Y es muy importante crear una atmósfera de tranquilidad durante la sesión de recién nacido en Toledo.

Si no se duermen, ¡Tranquilos! Ya se dormirá, las sesiones son lentas, pero no pasa nada, esperaremos!

Así que está comprobado que las fotos que mejor salen es cuando os sentáis, os relajáis y dejáis a vuestro bebé en nuestras manos.

Ninguna de las posturas en las que ponemos al bebé son peligrosas, ellos están seguros en todo momento.

Y así fue la sesión de recién nacido de Alejandro, sus papás estuvieron super tranquilos en todo momento y eso ayudó para que pudieramos capturar estas imágenes llenas de magia y ternura.

Alejandro tiene un recuerdo precioso de sus primeros días de vida.

¡¡¡Un saludo a todos/as!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *